¿Conocemos las propuesta de los nueve candidatos respecto del libro?

Gracias a buenas series de televisión logramos entender que nuestra timidez como lectores juega en contra de la extrovertida y ambiciosa política. Contemplamos en silencio como las editoriales, escritores y libreros peleamos algún fondito público que nos permita avanzar un año más en nuestros proyectos. De esa forma el “brazo cultural” sigue esclavo del gobierno que asuma la gerencia del país. Calladitos, respetuosos.

A 41 días de las próximas elecciones presidenciales revisamos las páginas oficiales de los nueve candidatos en búsqueda de sus políticas respecto del libro:

1-Franco Parisi, independiente: 
Ni una línea.
2- Marcel Claude, Partido Humanista: 
Eliminación del IVA a los libros y un capítulo sobre empresas culturales denominadas “No rentables”.
3- Ricardo Israel, PRI: 
No se sabe. No lo ha publicado ni declarado.
4-Marco Enríquez-Ominami, PRO: 
IVA diferenciado a los libros (Entre 2 y 6%) y subsidio en la adquisición de libros para profesores (4 gratis al mes).
5-Roxana Miranda, Partido Igualdad.
Nada, pero tiene un lindo párrafo sobre el “Buen vivir”.
6-Michelle Bachelet, Nueva Mayoría.
Nada respecto sobre libros y bastante sobre una nueva televisión “verdaderamente” pública. Ah, y teatro, le gusta el teatro. 
7-Evelyn Matthei, Alianza.
Nada publicado en su página, pero su jefe en cultura es Pablo Ortuzar, quién está en contra de la eliminación del Iva a los libros y propone: “El equipo programático de cultura de Evelyn Matthei ha propuesto una serie de potentes medidas orientadas principalmente a combatir las barreras cognitivas que separan a millones de chilenos de la lectura”. 
#BarrerasCognitivas
#SomosTontosNoPesados
8-Alfredo Sfeir, Partido Ecologista.
Nada.
9- Tomás Jocelyn Holt, independiente.
Nada y la página funciona malita.

Sospechamos. Imaginen lo complejo y peligroso que podría ser gobernar a una masa lectora incrédula y desconfiada. 
Es más económico y rentable un floreado reggaetón de campaña que copiar una par de buenas páginas finlandesas en el programa de gobierno, como lo hace el resto del mundo. 

Los libros son la mejor forma conocida por los humanos para estructurar la información.